Las manoplas en recién nacidos. ¿Realmente necesarias?

Categorías:

Si preguntamos a nuestras madres, posiblemente la gran mayoría nos dirían que sí, que las manoplas son un elemento imprescindible para llevar en la bolsa del hospital.

Antiguamente se recomendaba poner las manoplas a los recién nacidos para evitar que se arañaran en la carita con sus pequeñas uñas afiladas, o para que no tuvieran las manos frías. 

manoplas en recién nacidos, ¿son necesarias?

Más tarde, se vio que esta práctica perjudicaba el desarrollo natural del bebé. El sentido del tacto es el primer sentido que empieza a funcionar. La sensibilidad de su piel se encuentra muy desarrollada cuando tan sólo son fetos que ni alcanzan los 2,5 cm de longitud y no tienen todavía ni ojos ni orejas.

Al principio, el feto se balancea y flota en el cálido líquido amniótico; más tarde, el mundo intrauterino que lo rodea va acercándose y comprimiendo cada vez más. El suave contacto del vientre materno se va haciendo más intenso, hasta que llega el momento de las contracciones que comprimen y empujan al bebé de forma rítmica, provocando una estimulación muy grande en la piel. 

Así que los niños ya provienen de un medio en el que estaban habituados a la estimulación táctil del movimiento constante y, por eso, necesitan reanudar estos ritmos después del nacimiento.

manoplas en recién nacidos ¿necesarias?

Sus manos cuentan con infinidad de receptores nerviosos que le permiten conectarse con el medio extrauterino y así adaptarse de la mejor forma posible al mundo exterior, conociendo su cuerpo y el de su mamá en un primer momento. 

Además durante la lactancia sus manos tienen una función fundamental para que el bebé pueda tocar a su mamá, favoreciendo a que la leche salga más fácil.

Así que no, las manoplas no son realmente necesarias para nuestro bebé.

¿Qué pasa si tienen las uñas muy largas?  

Absolutamente nada. Se las podéis limar desde el primer día.

Sus uñas son muy quebradizas, y por tanto, fáciles de cortar. Muchas veces ,con vuestros dedos, podéis quitarle esos pequeños picos que sobresalen y con los que se pueden dañar; también podéis usar una lima de cristal que es más sencillo.

Cuando os sintáis más confiados, utilizar tijeras de punta roma. Además, los bebés cuentan con un reflejo de prensión al colocarle un dedo sobre la palma de la mano, lo cual facilita la tarea de limar o cortar las uñas.

reflejo de prensión bebe

¿Y si tiene las manos frías?

Todos los bebés tienen las partes más alejadas del cuerpo, manos y pies, frías. Es algo fisiológico y se debe a que el sistema que regula su temperatura corporal empieza a funcionar en el momento del nacimiento y aún está inmaduro. 

Para saber si tiene frío, debemos tocar al recién nacido en las zonas donde se acumula la grasa parda, que es un tipo de grasa que el bebé utiliza para mantener su temperatura. Esta se encuentra en el centro del pecho o en la región interescapular (zona superior de la espalda).

Conclusión

Las manos de tu bebé son su principal herramienta para experimentar sensaciones y nuevos estímulos. No uses manoplas que le impidan comunicarse y conocer el nuevo mundo.

Y como siempre, para cualquier duda que tengáis sobre este tema o cualquier otro, podéis escribirme en el apartado de consulta online.

¡Comparte este artículo si crees que puede ayudar a más gente!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on pocket
Pocket

Deja un comentario

Protección de datos