Infusiones en el embarazo: ¿Cuáles se pueden tomar?

Categorías:

Cuando estás embarazada te planteas ciertas cosas que hasta este momento no te habías parado a pensar. Una de ellas es si tomar infusiones puede plantear algún tipo de problema.

Si este es tu caso, sigue leyendo y toma nota, ya que aquí conocerás un poco más acerca de las infusiones; sabrás cuáles debes tomar y cuáles debes evitar a toda costa.

Al final del todo tienes una infografía con las infusiones más comunes, y que podrás guardar para tener a mano siempre que quieras.

Infusiones y embarazo

Durante el embarazo, es importante beber mucho líquido, y las infusiones son una buena manera de hidratarse.

Además ofrecen muchos beneficios para la salud a parte de utilizarse para mejorar el sistema digestivo, prevenir la diarrea o el estreñimiento.

Como regla general, beber infusiones como Roibos o manzanilla con regularidad, no plantea ningún problema siempre que se tomen con moderación.

Sin embargo, no todas las infusiones deben ser tomadas durante el embarazo, por no aportar beneficios sobre tu salud o la de tu bebé.

infusiones durante en el embarazo

Infusiones seguras de tomar durante el embarazo

Voy a comenzar explicándote las que puedes consumir sin preocuparte durante el periodo de gestación.

Antes de nada, no olvides que cada organismo es diferente, que no existen dos embarazos iguales y que a pesar de las propiedades de las plantas y sus efectos sobre el cuerpo, debes consultar este tema previamente con un profesional sanitario.

Hinojo y tomillo

Es considerada una de las mejores infusiones que puedes tomar si estás embarazada gracias a sus innumerables propiedades antiinflamatorias, digestivas, antigripales, antibióticas, antioxidantes y hasta cicatrizantes.

También ayuda a conciliar el sueño y lo mejor de todo es que no posee efectos secundarios.

Tila

Nada mejor que una infusión de tila bien caliente para asegurar una noche de sueño tranquila. Así mismo, es excelente para disminuir el nivel de ansiedad, lo cual te hará descansar.

Rooibos

Excelente aliada durante el embarazo, ya que te aportará antioxidantes y demás, cuenta con un alto número de minerales y vitaminas.

Menta

Tomarla en las mañanas puede ayudarte a eliminar los vómitos y la sensación de asco. Su agradable sabor también es bueno para mantener el aliento fresco. No obstante, debe ser tomado con prudencia.

Jengibre

Muchos testimonios aseguran que las infusiones de jengibre son efectivas contra los vómitos y náuseas (especialmente las matutinas).

Además este tubérculo posee maravillosas propiedades antioxidantes que favorecen el organismo, sin dejar de lado que es rico en potasio, hierro, magnesio, vitamina E, entre otros.

Melisa, pasiflora y flor de azahar

Estas infusiones son conocidas por su eficaz efecto relajante. Consumirlas con prudencia puede ayudarte a liberar tensiones y brindarte un mejor descanso durante el sueño nocturno.

Achicoria

En su intento por sustituir al café, podría resultar efectiva ante trastornos digestivos. Eso sí, como todas las hay que consumirla con cabeza.

Infusiones en el embarazo: ¿Cuáles se pueden tomar? 3

Infusiones que debes tomar con precaución durante el embarazo

Manzanilla

Gracias a sus atributos, se ha convertido en una de las infusiones preferidas en general, ya que contiene propiedades que favorecen la digestión, eliminan la sensación de pesadez, inflamación y proporcionan un efecto relajante.

Sin embargo, se recomienda consumir como máximo 2 tazas al día, debido a que podría bajar las defensas si se toma de manera excesiva.

El té es conocido por sus múltiples propiedades y por los beneficios que brinda; por eso es una de las bebidas más consumidas en todo el mundo.

Sin embargo, durante el embarazo este panorama de ventajas cambia por completo debido a que todos los tipos de té contienen cafeína, una sustancia poco recomendada durante el periodo de gestación, ya que no favorece la absorción del hierro y el ácido fólico.

Se debe moderar su ingesta a 2 tazas diarias como máximo. Incluimos aquí el té verde.

En cualquier caso, si quieres quedarte más tranquila, deberías consultarlo con tu matrona.

Infografía infusiones en el embarazo

Infusiones prohibidas durante el embarazo

Poleo-menta

Esta infusión no está permitida durante todo el embarazo debido a que contiene pulegona, que resulta tóxica para el feto. Tampoco se aconseja tomar esta infusión durante la lactancia.

Valeriana y propóleo

Ambas infusiones, (la valeriana sobre todo conocida por sus efectos para ayudar a conciliar el sueño), no son recomendables tomarlas ya que al no haber suficientes estudios sobre ellas, no se puede garantizar que sean seguras.

Mejor evitarlas.

Equinácea

Esta infusión prohibida, influye negativamente en la formación, crecimiento y desarrollo del feto, especialmente en las primeras semanas. Su consumo tampoco está recomendado durante la etapa de lactancia.

Ruda

Esta infusión generan efectos nocivos para las mujeres embarazadas, ya que promueve movimientos involuntarios del útero.

Salvia

La salvia contiene propiedades estrogénicas que pueden estimular el útero. Tomar infusiones de salvia durante el embarazo podría favorecer el inicio de las contracciones y provocar un parto prematuro.

Boldo

Esta infusión es considerada peligrosa debido a la presencia de sustancias toxicas, que pueden provocarte problemas gastrointestinales.

Regaliz

La última de esta lista de las infusiones no recomendadas durante el embarazo. ¿El motivo? Pueden elevar la presión arterial. Pero no sólo eso. Puede provocar

Hierba luisa

Desaconsejada al ser una infusión que podría estimular el útero.

Y como precaución, todas las que no fueron nombradas.

Té de hojas de frambuesa

Para esta infusión he querido hacer una entrada completa, debido a todo lo que le rodea. Entre otras cosas, te explico si es cierto o no que pueda provocar el parto, los beneficios que tiene o sus contraindicaciones.

Puedes leer la entrada completa pinchando aquí.

¿Puede una embazada tomar café?

Se recomienda evitar la cafeína durante el embarazo, ya que puede tener efectos sobre el bebé. Incluso el café descafeinado contiene una pequeña cantidad de cafeína. 

Si eres como yo una café-adicta y no lo puedes evitar, intenta no sobrepasar la cantidad de 1 taza al día.

Tambien te digo, que ahora que estoy embarazada, he cogido asco al café. ¡No puedo ni olerlo!

Te lo cuento todo en el capítulo 24 del podcast.

Si quieres preguntarme por alguna infusión o bebida que no aparezca en la tabla, puedes preguntarlo en comentarios o hacerme una consulta.

¡Comparte este artículo si crees que puede ayudar a más gente!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on pocket
Pocket

También te puede interesar...

Deja un comentario

Protección de datos

¿Embarazada?

Minicurso de preparación al parto

GRATIS

Si quieres llegar al parto más segura, confiada y preparada, y además de forma gratuita, te he preparado una secuencia de emails donde vas a aprender cómo hacerlo.