Importancia del ácido fólico y el yodo para el embarazo

Categorías: ,

Si estás planificando un embarazo o ya estás embarazada, descubre en este post por qué son tan importantes los suplementos nutricionales de ácido fólico y yodo.

Empecemos por el “rey” de los sumplementos en esta etapa: el ácido fólico. Se trata de una vitamina muy importante que previene malformaciones del cerebro, la columna vertebral y la médula espinal del feto si lo tomas antes del embarazo y durante el primer trimestre. Pero vas a ver, que tiene otra función fundamental si lo tomas durante todo el embarazo.

ácido fólico en el embarazo

El yodo, otro de los imprescindibles en esta etapa, es un elemento que permite el desarrollo de las hormonas tiroideas del bebé, vitales para su desarrollo cerebral

Si tu dieta es variada y equilibrada, tendrás cubierta la mayoría de las necesidades de vitaminas y minerales que tu cuerpo requiere durante el embarazo. Pero en el caso del ácido fólico, vas a comprobar que sólo con la alimentación no puede ver cumplida su función.

ÁCIDO FÓLICO

El ácido fólico o vitamina B9 está presente en los vegetales de hoja verde (lechuga, espinacas, acelgas, brócoli o espárragos verdes), que pueden aportar unos 0,25 mg/día de ácido fólico. No obstante, debes complementar la dieta con un suplemento de ácido fólico porque tus necesidades no se cubren sólo con la alimentación.

Así que, si buscas embarazo, debes tomar un suplemento diario con 0,4 mg de ácido fólico. Se recomienda empezar a tomarlo desde al menos uno o tres meses antes de la concepción y durante el primer trimestre del embarazo.

Resulta fundamental tomarlo diariamente porque si el suplemento se toma de forma irregular o pasado ya el primer mes del embarazo, no tiene el mismo efecto preventivo.

ácido fólico en el embarazo

El ácido fólico no sólo previene defectos en el futuro sistema nervioso fetal, también se ha visto que reduce los casos de otras malformaciones durante la gestación.

Además, tiene acción sobre la formación de nuevas células sanguíneas que necesitas durante esta etapa y permite la correcta división celular para el crecimiento normal de la placenta y el feto.

Por eso, las nuevas recomendaciones de 2018 de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia insisten en prolongar el suplemento de ácido fólico todo el embarazo.

CASOS ESPECIALES

  • Si has tenido un hijo anterior con defecto en su columna, cerebro o médula; eres diabética o tomas anticonvulsivantes para la epilepsia, se recomienda la suplementación diaria con dosis de 5 mg de ácido fólico. A partir de las 12 semanas ya podrías continuar con dosis más bajas de 0.4-1 mg/día.
  • Si tu embarazo es gemelar, debes mantener la dosis de 1 mg/día de ácido fólico hasta el final.
  • Si tuviste episodios de migraña antes del embarazo, es mejor tomar el suplemento de 5 mg de ácido fólico, te ayudará a tener menos crisis.

YODO

La falta de yodo durante el embarazo puede ocasionar problemas sobre el desarrollo mental y psicomotor de los niños.

La causa principal de déficit de yodo en el embarazo es la falta de este elemento en la dieta. Por eso, antes de suplementar el yodo, te van a preguntar sobre tu ingesta de lácteos y sal yodada.

ración de lácteos en el embarazo

Tus necesidades de yodo están cubiertas si tomas 3 raciones de leche o derivados y 2 gramos de sal yodada.

Una ración de lácteos equivale a: 1 vaso de leche ó 2 yogures ó 1 trozo de queso (60 g de queso fresco ó 30 g de semicurado/curado). 

Si tu consumo es menor a 3 raciones de lácteos/día, entonces debes tomar un suplemento de 200 mcg/día de yodo, comenzando al menos 1 mes antes de la concepción y continuando durante todo el embarazo y la lactancia materna.

CASOS ESPECIALES

  • Si tienes alguna alteración tiroidea, consulta con la matrona de tu centro de salud. Te derivará al Endocrino para valorar la suplementación con yodo.

¿Y se deben seguir tomando estos suplementos después del embarazo?

Sí, se recomienda continuar con el mismo suplemento que tomabas durante el embarazo en el período postparto (de 4 a 6 semanas y mientras se mantenga la lactancia materna). 

Si tu consumo de lácteos y sal yodada es adecuado puedes dejar de tomarlo

CONCLUSIÓN

Planifica tu embarazo para garantizar una adecuada prevención, teniendo en cuenta los suplementos imprescindibles para el buen desarrollo del embarazo, que son: el ácido fólico y el yodo. 

Si tu alimentación es variada y equilibrada, toma un suplemento diario de ácido fólico al menos un mes antes de la búsqueda del embarazo y continúa con él hasta el final.

Según sea tu consumo de lácteos y sal yodada, necesitarás también un suplemento de yodo durante todo el embarazo y posterior lactancia.

Si eres vegetariana o vegana, consulta con la matrona. Es posible que necesites añadir otros elementos en tu dieta con otro suplemento vitamínico. 

Recuerda que cualquier pastilla debe tomarse bajo receta médica. Existen preparados en el mercado que combinan el ácido fólico con el yodo en una sola pastilla.

No se recomienda la utilización por rutina de preparados multivitamínicos, son caros e innecesarios. De forma puntual, pueden ser de utilidad si existe alguna carencia en la alimentación.

Quizás te pueda interesar las 8 claves imprescindibles si buscas quedar embarazada. Analizo los hábitos saludables y la importancia del ácido fólico para el buen desarrollo del embarazo. 

También te hablo de todo esto en capítulo 2 del podcast – primer trimestre del embarazo. Cualquier aclaración que necesites de este u otros temas, no dudes en consultarme

¡Comparte este artículo si crees que puede ayudar a más gente!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on pocket
Pocket

Deja un comentario

Protección de datos