Embarazo y coronavirus. ¿Qué sabemos hasta ahora?

Categorías:

Información general del coronavirus

Y llegó el coronavirus a Matronastur.

No podía faltar un artículo sobre el tema que está en boca de todos. Incluso hoy, paseando al lado de un colegio, escuchaba a los niños gritar “¡¡Coronavirus, coronavirus!!” mientras correteaban por el patio.

No es para tomarlo a broma. El miércoles 11 de marzo, la Organización Mundial de la Salud ha declaró el coronavirus como pandemia global.

Ayer también conocíamos dos casos en embarazadas: el de una enfermera que, estando de baja, dió positivo por coronavirus.  Y el de la portavoz de VOX en las Cortes Valencianas. Los seguiremos muy de cerca para ver su evolución, y pendiente de si surgen más casos similares.

Con este post pretendo mostrarte toda la información que hay hasta ahora sobre las mujeres embarazadas y el coronavirus. Día a día se van sabiendo cosas nuevas, con lo que iré actualizando este mismo post con todas las nuevas informaciones que vaya surgiendo.

Evolución de la pandemia del coronavirus en tiempo real

Contenidos

[INFORMACIÓN A DÍA 4 de junio de 2020]

INFORMACIÓN GENERAL Y CONSEJOS PARA TODAS LAS MUJERES EMBARAZADAS DURANTE LA PANDEMIA DE CORONAVIRUS

COVID-19 es una nueva enfermedad que puede afectar a tus pulmones y vías respiratorias. Es causado por un nuevo virus llamado Coronavirus SARS-CoV-2.

El SARS-Cov-2 pertenece a la familia del resto de coronavirus conocidos, el SARS-Cov-1 y el MERS-Cov, que surgió en la zona de Oriente Medio. Causan infecciones respiratorias, que pueden ir desde un resfriado común hasta un síndrome respiratorio agudo.

Los signos y síntomas clínicos son fiebre, tos, dolor de garganta y, en algunos casos, dificultad para respirar.

Embarazo y coronavirus. ¿Qué sabemos hasta ahora? 3

Se propaga principalmente de persona a persona a través del contacto cercano y se transmite a través de gotas respiratorias cuando una persona afectada tose o estornuda, de forma directa o indirecta a través de objetos contaminados con el virus que la persona toca con sus manos y luego se las lleva a la nariz, ojos o boca.

Se estima que el periodo de incubación podría ser de hasta 14 días y tiene una capacidad de contagio muy elevada, siendo 3 veces superior a la gripe.

Puedes obtener información actualizada sobre la evolución de la enfermedad. Hoy en día, poco se sabe de cómo afecta este virus al embarazo.

El Real Colegio de Obstetras y Ginecólogos, Real Colegio de Matronas y Real Colegio de Pediatría y Salud Infantil del Reino Unido, han publicado una guía de preguntas y respuestas para las mujeres embarazadas y sus familias, acerca de lo que se conoce hasta ahora de la infección por coronavirus en el embarazo (ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 4 DE JUNIO DE 2020). guia coronavirus

Este documento lo he traducido y, junto a las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, te lo muestro todo a continuación.

¿Qué efecto tiene el coronavirus en las mujeres embarazadas?

Toda la evidencia disponible sugiere que las mujeres embarazadas no tienen mayor riesgo de enfermarse gravemente que otros adultos sanos si desarrollan coronavirus.

La gran mayoría de las mujeres embarazadas experimentan solo síntomas leves o moderados de resfriado / gripe. Tos, fiebre, dificultad para respirar, dolor de cabeza y pérdida o cambio en el sentido del olfato o el gusto son otros síntomas relevantes.

Si crees que puedes tener síntomas de coronavirus, debes usar el servicio telefónico para obtener información.

Si desarrollas síntomas más graves o tu recuperación se retrasa, esto puede ser una señal de que estás desarrollando una infección torácica más importante que requiere atención especializada.

Si sientes que tus síntomas están empeorando o si no estás mejorando, debes comunicarte con tu equipo de atención de obstetricia, su médico de cabecera o utilizar el servicio telefónico habilitado para obtener más información y asesoramiento. 

Si bien las mujeres embarazadas no tienen mayor riesgo de enfermarse gravemente que otros adultos sanos, una pequeña proporción de mujeres embarazadas con coronavirus han requerido ingreso hospitalario para recibir tratamiento.

La mayoría de las mujeres que enfermaron gravemente estaban en su tercer trimestre de embarazo, por lo que se hace hincapié en la importancia del distanciamiento social a partir de las 28 semanas de gestación.

En el Reino Unico se vio que las mujeres embarazadas de raza negra, asiática y de minorías étnicas, tenían más probabilidades que otras mujeres de ser ingresadas en el hospital por coronavirus.

También las mujeres embarazadas mayores de 35 años, con sobrepeso u obesidad y algún problema médico previo, como tensión arterial alta y diabetes, tenían un mayor riesgo de desarrollar enfermedades graves.

¿Qué efecto tendrá el coronavirus en el feto si me diagnostican la infección durante el embarazo?

Como se trata de un virus muy nuevo, apenas estamos empezando a aprender sobre él.

No hay pruebas que sugieran un mayor riesgo de aborto espontáneo.

La evidencia emergente sugiere que la transmisión de una mujer a su bebé durante el embarazo o el parto (transmisión vertical) es probable. Es importante enfatizar que en todos los casos reportados de recién nacidos que desarrollaron coronavirus poco después del nacimiento estuvieron bien.

Dada la evidencia actual, se considera improbable que si tienes el virus puedas tener problemas en el desarrollo de tu bebé, y actualmente no se ha observado ninguno.

En todo el mundo, los informes emergentes sugieren que algunos bebés nacieron prematuramente de mujeres con coronavirus. No está claro si el coronavirus causó estos nacimientos prematuros, o si se recomendó que sus bebés nacieran temprano para el beneficio de la salud de las mujeres y para permitirles recuperarse.

¿Qué puedo hacer para reducir mi riesgo de contraer coronavirus?

Lo más importante es lavarse las manos con regularidad y eficacia. Algunos consejos útiles sobre la mejor manera de reducir cualquier riesgo de infección, no solo para el coronavirus, sino también para otras situaciones como resfriados y gripe, son: 

  • Lavarse las manos regularmente.
  • Usar un pañuelo cuando tú o alguien de tu familia tosa o estornude, desecharlo y lavarse las manos.
  • Evitar el contacto con alguien que muestre síntomas de coronavirus. Estos síntomas incluyen fiebre alta y/o tos continua de inicio brusco. 
  • Evitar el uso no esencial del transporte público cuando sea posible.
  • Trabajar desde casa, cuando sea posible.
  • Evitar las reuniones grandes y pequeñas en espacios públicos (bares y restaurantes, centros de ocio y lugares similares), teniendo en cuenta que las infecciones se propagan fácilmente en espacios cerrados donde las personas se reúnen.
  • Evitar las reuniones con amigos y familiares. Manténgase en contacto utilizando tecnología remota como el teléfono, Internet y los medios de comunicación social.
  • Llamar por teléfono para comunicarte con tu médico de cabecera, matrona u otros servicios esenciales.

infografia lavado

¿Las mujeres embarazadas están en un grupo vulnerable?

Las autoridades sanitarias contemplan a las mujeres embarazadas como uno de los grupos de riesgo para desarrollar el COVID-19.

Basándonos en las pruebas que tenemos hasta ahora, las mujeres embarazadas no son más propensas a contraer el coronavirus que la población general. 

Lo que sí sabemos es que el embarazo en una pequeña proporción de mujeres puede alterar la forma en que su cuerpo maneja las infecciones virales severas. 

Esto es algo que las matronas y los obstetras han sabido durante muchos años y están acostumbrados a tratar. Hasta ahora no hay pruebas de que las mujeres embarazadas que contraen esta infección tengan un cuadro clínico más grave que cualquier otro individuo sano.

Lo que ha impulsado a colocar a las mujeres embarazadas en la categoría de vulnerables es la precaución. 

Sabemos que algunas infecciones virales son peores en las mujeres embarazadas. Sin embargo, toda la evidencia disponible sugiere que las mujeres embarazadas no tienen mayor riesgo de enfermarse que otros adultos sanos si desarrollan coronavirus.

¿Tienen algunas mujeres más riesgo de enfermar gravemente por el coronavirus que otras?

Los datos de un estudio reciente realizado en Reino Unido encontraron que la mayoría de las mujeres que se enfermaron gravemente estaban en su tercer trimestre de embarazo, enfatizando la importancia del distanciamiento social de las 28 semanas de embarazo.

Las mujeres embarazadas de origen negro, asiático y de minorías étnicas son más vulnerables a ser ingresadas en el hospital por coronavirus. También tienen mayor riesgo de desarrollar complicaciones las mujeres mayores de 35 años, con sobrepeso u obesidad, y las que cuentan con problemas médicos preexistentes, como presión arterial alta y diabetes.

Se aconseja a todas las mujeres embarazadas que sigan las indicaciones del gobierno para mantenerse segura (distanciamiento social). 

Si desarrollas la enfermedad, es más probable que no tengas síntomas o que sean muy leves, recuperándote por completo. Es importante que en caso de desarrollar síntomas más graves o si la recuperación se retrasa, busques ayuda, especialmente si tienes algún factor de riesgo.

Estoy embarazada, ¿qué necesito hacer?

Como precaución, debes seguir los consejos sobre el distanciamiento social; mantenerte alejada de los lugares públicos y evitar a cualquiera que tenga síntomas que sugieran la presencia del coronavirus.

Si te encuentras en el tercer trimestre (más de 28 semanas de embarazo) debes prestar especial atención al distanciamiento social y a minimizar cualquier contacto con otras personas.

El 24 de marzo, se anunciaron medidas adicionales de protección para personas consideradas de alto riesgo de enfermedad grave por coronavirus debido a razones médicas, y se incluyen a mujeres embarazadas con enfermedades cardíacas importantes (congénitas o adquiridas).

Si estás embarazada y tienes una enfermedad cardíaca significativa, se recomienda encarecidamente que permanezcas en casa en todo momento y que evites cualquier contacto. Debes utilizar los servicios telefónicos para contactar con tu matrona, médico de cabecera u otros servicios esenciales.

Orientación para personas y hogares con posible infección por coronavirus

  • Si vives sola y tienes síntomas de la enfermedad por coronavirus, por leve que sea, quédate en casa durante 7 días desde que comenzaron los síntomas. 
  • Después de 7 días, si no tienes una temperatura alta, no necesitas continuar con el autoaislamiento. Si todavía tienes una temperatura alta, sigue con el aislamiento hasta que la temperatura vuelva a la normalidad. No necesitas aislarte si sólo tienes tos después de 7 días, ya que la tos puede durar varias semanas después de que la infección haya desaparecido.
  • Si vives con otras personas y eres la primera en el hogar en tener síntomas de coronavirus, debes permanecer en tu hogar durante 7 días, pero todos los demás deben permanecer en casa y no salir durante 14 días. El período de 14 días comienza desde el día en que la primera persona en la casa se enfermó. 
  • Para cualquier otra persona en el hogar que comience a mostrar síntomas, debéis permanecer en casa durante 7 días a partir de la aparición de los mismos, independientemente del día en que os encontréis en el período de aislamiento original de 14 días. 
  • Quedarse en casa durante 14 días reducirá en gran medida la cantidad total de infección que el hogar podría transmitir a otros en la comunidad.
  • En la actualidad, no hay evidencia de que los animales de compañía puedan estar infectados con coronavirus.
  • Si puedes, traslada a las personas vulnerables (como los ancianos y las personas con problemas de salud subyacentes) fuera de su hogar, para quedarse con amigos o familiares durante el período de aislamiento.
  • Si no puedes mover a las personas vulnerables de tu hogar, permanece alejada de ellas tanto como sea posible.
  • Intenta reducir la propagación de la infección en casa: lavarse las manos regularmente durante 20 segundos con agua y jabón, o usar desinfectante para manos; y cubrir la tos o los estornudos con pañuelos desechables o en el hueco del codo.
  • Si tienen síntomas y sientes que no puedes hacer frente a ellos en tu hogar, o si tu condición empeora o los síntomas no mejoran después de 7 días, contacta con el servicio telefónico del coronavirus.
  • Si desarrollas nuevos síntomas de coronavirus en cualquier momento después de terminar el primer período de aislamiento (propio o doméstico), debes seguir la misma guía sobre el autoaislamiento de nuevo.

lavado de manos

¿Cuál es el consejo si estoy en mi primer trimestre / menos de 12 semanas de embarazo?

Incluso durante la pandemia, es muy importante que si tienes alguna inquietud sobre tu embarazo en cualquier momento, te comuniques con tu médico de cabecera, matrona o equipo de obstetricia de inmediato para analizarlos.

Algunos síntomas, como dolor pélvico y / o sangrado durante el primer trimestre, están relacionados con el embarazo ectópico y el aborto espontáneo, por lo que debes buscar asesoramiento médico urgente ante la duda.

Se coordinará una cita telefónica lo antes posible con tu matrona del centro de salud para verificar que el embarazo vaya bien. Si es necesaria una visita al hospital durante la pandemia de COVID-19, recibirás la atención que necesitas.

Aunque los hospitales están tratando de minimizar la entrada de personas para reducir la propagación del coronavirus y limitar el impacto en los servicios, están organizados de tal manera que pueden proporcionar todos los servicios imprescindibles.

¿Cómo puedo proteger mi bienestar mental durante la pandemia?

Entendemos que la pandemia de coronavirus inevitablemente provocará una mayor cantidad de ansiedad en la población general, y esto es probable que sea aún más para las mujeres embarazadas, ya que el embarazo representa un período adicional de incertidumbre.

Específicamente, es probable que estas ansiedades giren en torno a:

  • El virus en sí.
  • El impacto del aislamiento social que resulta en un menor apoyo de familiares y amigos más amplios.
  • La potencial reducción de la economía familiar.
  • Cambios importantes en la atención prenatal y otros cuidados del Sistema Nacional de Salud, incluidas las citas que se cambian de contacto presencial a telefónico.

El aislamiento, el duelo, las dificultades financieras, la inseguridad y la imposibilidad de acceder a los sistemas de apoyo son factores de riesgo ampliamente reconocidos para las enfermedades mentales. La epidemia de coronavirus también aumenta el riesgo de violencia de género.

Es importante valorar la salud mental en cada contacto con un profesional de la salud. Al reconocer estas dificultades, los profesionales de la salud pueden ayudar a contener algunas de estas ansiedades.

¿Cuál es el consejo para viajar si estoy embarazada?

Todas las personas, incluidas las mujeres embarazadas, deben asegurarse de tener un seguro adecuado antes de viajar. También debes verificar que el seguro de viaje cubra el nacimiento y el cuidado del bebé si el parto tiene lugar en el extranjero.

Siguiendo el principio de precaución, NO se recomienda viajar a no ser que sea estrictamente necesario

¿Cuál es el consejo para las mujeres embarazadas con hijos mayores que asisten a la escuela / guardería / cuidador externo?

Algunas mujeres embarazadas con enfermedades médicas graves preexistentes han sido clasificadas como extremadamente vulnerables y se les ha aconsejado que se protejan.

El consejo del gobierno es que los niños y jóvenes que viven en un hogar con alguien que está embarazada y es extremadamente vulnerable (factores de riesgo), solo deben asistir a la escuela / guardería / cuidador externo si se puede cumplir con el distanciamiento social y la higiene de las manos.

¿Debo planificar un embarazo durante la pandemia de coronavirus?

Quedar embarazada durante la pandemia de coronavirus es una cuestión de elección personal.

La Facultad de Salud Sexual y Reproductiva recomienda que al considerar un embarazo, las mujeres y sus parejas consideren los riesgos de transmisión del coronavirus asociados con los contactos de rutina con los profesionales de la salud durante el embarazo, particularmente si las complicaciones del embarazo pueden requerir asistencia frecuente al hospital.

CONSEJOS PARA TODAS LAS MUJERES EMBARAZADAS SOBRE LA ATENCIÓN PRENATAL Y POSTNATAL DURANTE LA PANDEMIA DE CORONAVIRUS

¿Cómo afectará la pandemia de coronavirus a mis citas prenatales y postnatales de rutina?

Si estás embarazada o has dado a luz recientemente, podría ser un momento estresante y ansioso durante la pandemia de coronavirus. El Sistema Nacional de Salud está trabajando para garantizar que tu bebé, tu familia y tú recibáis apoyo y atención durante estos tiempos de incertidumbre.

Esto significa que puede haber algunos cambios en cómo, cuándo y dónde asistir a citas de rutina esenciales y cómo se brindan una atención y apoyo seguros. La matrona de tu centro de salud te informará sobre cualquier cambio.

La atención prenatal y posnatal se basan en años de evidencia para mantener a tu bebé y a ti seguros durante el embarazo y el parto, y más allá.

Por lo tanto, la atención prenatal y posnatal debe considerarse esencial y es recomendable que asistas, a pesar de que se aconsejen medidas de distanciamiento social.

La matrona del centro de salud o el equipo de obstetricia del hospital pueden reducir las citas de rutina, proporcionando atención y apoyo por teléfono para reducir el contacto con centros sanitarios. Serás informada de antemano sobre cualquier cambio en el seguimiento de tu embarazo.

¿Por qué son necesarios cambios en la atención prenatal y postnatal durante la pandemia de coronavirus?

Estos cambios son una forma de garantizar que brindemos la mejor atención sin sobrecargar los centros sanitarios, que son cruciales durante la pandemia de coronavirus.

Esto permite cuidar y proteger a la población contra el coronavirus, al tiempo que garantiza que protejamos al personal sanitario y servicios públicos de salud.

¿Con quién debo comunicarme sobre mis citas de atención prenatal y posnatal?

Debes continuar comunicándote por teléfono con tu matrona para discutir cualquier pregunta o inquietud que puedas tener y verificar los arreglos para todas las citas programadas y futuras.

¿Puedo seguir asistiendo a mis citas de atención prenatal / postnatal?

Tus citas prenatales y postnatales siguen siendo una parte importante para proporcionar controles de tu salud y la de tu bebé.

Un miembro del equipo de maternidad puede llamarte antes de la cita, o realizar una evaluación a la entrada de la clínica / hospital, o ambos, para verificar si tienes algún síntoma que sugiera coronavirus, o si cumples con requisitos de aislamiento.

Si te aconsejan asistir a una cita, esto se debe a que es mayor la necesidad de la cita para ayudar a reducir el riesgo de complicaciones para ti y tu bebé que el riesgo de estar expuesta al coronavirus.

Si te encuentras bien, deberías poder asistir a tus citas presenciales. Te pueden pedir que asistas sola para proteger tu hogar del riesgo de coronavirus. 

Si actualmente te autoaislas con síntomas sospechosos o confirmados de coronavirus, y tienes una cita programada para los próximos días, debes llamar para informar de tu estado de salud.

Tu próxima cita será revisada por el equipo de maternidad y se valorará la posibilidad de retrasar la cita por un período de 7 o 14 días hasta que te recuperes.

¿Cuántas citas prenatales tendré?

Tendrás al menos seis citas prenatales presenciales. Siempre que sea posible, se ofrecerán ecografías / pruebas esenciales y atención prenatal de rutina en una sola cita. Esto es para evitar múltiples viajes y visitas a clínicas / hospitales, e implicará el contacto con la menor cantidad de personal posible para evitar la propagación del coronavirus a ti, tu familia y otros pacientes.

Se recomienda hablar sobre tu estado anímico en cada cita, ya sea en persona o por teléfono.

En el tercer trimestre, es importante valorar los movimientos de tu bebé, te preguntarán en persona o por teléfono.

A veces es posible que necesites citas prenatales adicionales, que pueden llevarse a cabo por teléfono, siempre que no se requiera un examen físico o prueba analítica. 

Esto puede incluir:

  • Citas con un médico especialista.
  • Analíticas de sangre extra.
  • Apoyo para tu salud mental.
  • Discusión de planes de nacimiento.
  • Provisión local de clases de educación prenatal / para padres, apoyo de alimentación infantil e información sobre sueño seguro, ejercicios del suelo pélvico y opciones de nacimiento.

¿Cuántas citas postnatales tendré?

Tu atención postnatal será individualizada para satisfacer tus necesidades y las de tu bebé. Debes tener al menos 2 citas con tu matrona del centro de salud.

La primera tendrá lugar tras el alta del hospital y la segunda cuando hayan pasado las 6 semanas postparto. Estas citas pueden ser telefónicas o presenciales, según la necesidad de cada una. 

¿Podré llevar a alguien conmigo a los controles del embarazo?

En la mayoría de los hospitales y las unidades de maternidad hay restricciones para las visitas, lo que puede significar que tu pareja u otra persona de apoyo no puedan asistir contigo a citas prenatales de rutina, incluidas las ecografías.

¿Qué debo hacer si tengo fiebre, tos o ambas cuando estoy embarazada?

Si comienzas con fiebre, tos o ambas durante el embarazo, puedes usar el servicio telefónico habilitado en tu comunidad para obtener consejos sobre el aislamiento, que debes seguir según las recomendaciones del momento.

Sin embargo, es importante descartar otras posibles causas de fiebre en el embarazo, como infecciones de orina y rotura de las membranas. Si tienes ardor o molestia al orinar, o cualquier flujo vaginal inusual, o tienes alguna inquietud acerca de los movimientos del bebé, avisa a tu matrona de tu centro de salud o acude por urgencias.

INFORMACIÓN PARA TODAS LAS MUJERES EMBARAZADAS SOBRE OPCIONES DE PARTO Y ACOMPAÑAMIENTO DE LAS PAREJAS DURANTE LA PANDEMIA DE CORONAVIRUS

¿Qué impacto tendrá el coronavirus en mi embarazo?

Continuamente se están modificando los protocolos para garantizar que las mujeres reciban apoyo y atención de manera segura durante el embarazo, el parto y el período posterior durante esta pandemia.

Las unidades de maternidad brindan cada vez más consultas por teléfono, para que no tenga que desplazarse innecesariamente al hospital. Sin embargo, algunas visitas en persona con la matrona son esenciales y, es importante para tu bienestar y el de tu bebé que asistas para tener un control del embarazo.

En la mayoría de los hospitales se aplican restricciones a las visitas. Durante el tiempo que estés hospitalizada, el personal de obstetricia brindará su apoyo para atender las necesidades de todas las mujeres y los cuidados de los recién nacidos.

Las operaciones de ginecología planificadas y de rutina se posponen y, en muchas unidades se hacen arreglos para que los médicos que suelen atender pacientes de ginecología, trabajen ahora en el servicio de obstetricia.

¿Mis elecciones de parto se verán afectadas por la pandemia de coronavirus?

Los profesionales entendemos que si estás embarazada y vas a dar a luz en los próximos meses, acudir al hospital puede suponerte un momento estresante y ansioso.

Las unidades de maternidad en todas partes están trabajando las 24 horas en este momento para manejar presiones adicionales y facilitar las elecciones de las mujeres.

Al igual que todas las áreas de atención del Sistema Nacional de Salud, los servicios de maternidad se verán afectados por la pandemia, pero las unidades están trabajando para garantizar que los servicios se brinden de manera segura, con los niveles de personal necesarios y la capacidad de proporcionar atención de emergencia cuando sea necesario.

¿Podré tener a mi pareja conmigo durante el trabajo de parto?

Se debe promover tener una pareja presente durante el trabajo de parto. El acompañamiento de la persona de confianza durante el parto marca una diferencia significativa en la seguridad y el bienestar de las mujeres en el parto.

Si el acompañante tiene síntomas de coronavirus, no podrá acudir al hospital para salvaguardar la salud de la mujer y el personal de maternidad que la apoya. En ese caso, podría acompañarle otra persona.

Cada hospital se regirá por sus propias normas, pudiendo imponer restricciones a los visitantes. Esto supone que las parejas no puedan asistir a las citas prenatales de rutina o permanecer con las mujeres en plantas prenatales o postnatales. 

¿Podré tener a mi pareja conmigo si me inducen?

Una pareja sin síntomas debería poder asistir a la inducción del trabajo de parto en una habitación individual (por ejemplo, en la sala de partos), pero no si todavía no estás de parto y estás en la planta, ya que no sería posible lograr las medidas de distanciamiento social necesarias.

Entendemos que este debe ser un momento muy preocupante y ansioso si estás embarazada y tu pareja no puede estar mientras estás siendo inducida, sin embargo, es esencial limitar el número de visitas a los hospitales durante este tiempo.

Se trata de proteger a todos los pacientes ingresados, incluyendo otras madres y sus bebés. En el momento en que comience el parto activo, si en tu hospital permiten el acompañamiento durante el parto, tu pareja podría unirse contigo en ese momento

¿Mi pareja podrá quedarse conmigo si tengo una cesárea o prueba de parto en quirófano?

Dependerá de las normas de cada hospital, puede ser que tu pareja no pueda estar. Se puede recomendar una cesárea como un procedimiento planificado (electivo), por razones médicas o como una emergencia, por ejemplo, si los médicos y las matronas están preocupados de que el bebé no esté lidiando con el trabajo de parto y deba nacer de inmediato.

También se puede recomendar que algunos partos instrumentales (ventosa o fórceps) ocurran en un quirófano para permitir que el equipo de maternidad modifique los planes y realice una cesárea si es necesario.

La mayoría de las cesáreas y partos instrumentales en el quirófano se realizan bajo anestesia espinal o epidural, lo que significa que estarás despierta pero con la parte inferior del cuerpo entumecida y no sentirás ningún dolor. 

Para permitir que los médicos ayuden al nacimiento de tu bebé de manera segura, es muy importante que tu pareja siga las instrucciones del equipo de maternidad con cuidado y rapidez.

Ocasionalmente, se puede usar un anestésico general, especialmente si el bebé necesita nacer con urgencia. Durante este tipo de cesárea, incluso en circunstancias más rutinarias, por razones de seguridad no es posible que la pareja esté presente durante el parto.

Esto se debe a que durante una emergencia, los quirófanos son entornos de mayor riesgo en términos de posible propagación del coronavirus a todos los presentes. 

El personal hará todo lo posible para asegurarse de que tu pareja pueda verte al salir de quirófano y pueda hacer contacto piel con piel con tu bebé lo antes posible. 

¿Podré tener a mi pareja en el postparto?

Para garantizar el cumplimiento de las medidas de distanciamiento social y evitar la propagación del coronavirus, existen restricciones para los visitantes en todas las salas del hospital, incluidas las salas prenatales o postnatales.

Entendemos que puede ser molesto no tener a tu pareja durante el posparto, pero estas restricciones existen para reducir el riesgo de transmisión de coronavirus a ti, a tu bebé, al personal de maternidad y a tu propia pareja.

Durante el tiempo que dure tu ingreso, el personal de obstetricia hará todo lo posible para satisfacer tus necesidades y los cuidados del bebé después del nacimiento.

Hay hospitales que permiten el acompañamiento en la planta, restringiendo la salida de la habitación.

¿Hay algún consejo para las parejas durante la pandemia de coronavirus?

  • Durante la pandemia de coronavirus, todos los hospitales están restringiendo las visitas, pero en algunos hay excepciones para permitir el acompañamiento durante el parto activo.
  • Para ayudar a prevenir la propagación del coronavirus a otras madres, sus bebés y al personal sanitario clave de primera línea, es muy importante que no asistas a la unidad de maternidad si tienes algún síntoma de coronavirus o si has tenido alguno en los 7 días anteriores.
  • Si no te encuentras bien, protege a tu familia y al personal sanitario y quédate en casa. Para prepararse para esto, se alienta a las mujeres y sus parejas a pensar en un acompañante alternativo, si es necesario.
  • Lávate las manos regularmente con agua y jabón y usa gel desinfectante para manos en las áreas clínicas disponibles.
  • Si toses o estornudas, cubre la boca con un pañuelo desechable y deséchalo de inmediato en una papelera.
  • Si estás acompañando a tu mujer, usa el timbre de llamada de la habitación si necesitas ayuda. Evita salir al pasillo.
  • Si te piden que uses una mascarilla o cualquier equipo de protección individual durante el trabajo de parto, es muy importante que siga las instrucciones cuidadosamente.
  • Ten la seguridad de que todo el personal del equipo de maternidad hará todo lo posible para brindarte información, orientación y apoyo en todo momento a ti y a tu pareja.

¿Quién debe cuidar a mis otros hijos cuando voy al hospital por parto y parto?

Las pautas gubernamentales recomiendan que las pautas sobre distanciamiento social sean seguidas por todos siempre que sea posible. Es razonable abandonar el hogar cuando necesitas hacerlo por una razón médica.

Es importante que acudas al hospital con un acompañante de parto sano. Si tienes hijos y no hay nadie más disponible en el hogar para cuidarlos, entonces es necesario contactar con un familiar cercano o amigo.

Se recomienda planificarlo con la persona elegida de antemano, siempre que ésta no sea vulnerable a los efectos graves del coronavirus (personas mayores de 70 años, otras mujeres embarazadas o personas con problemas médicos importantes).

¿Me realizarán una prueba de coronavirus?

Para minimizar la propagación del coronavirus en los hospitales, la oferta de pruebas se está ampliando para incluir a todos los pacientes ingresados ​​en el hospital, independientemente de si tienen síntomas de coronavirus o no. Esto incluye ofrecer pruebas a todas las mujeres que asisten a hospitales para atención de maternidad urgente o de emergencia, incluida la asistencia al parto. 

Se recomienda que a las personas admitidas para procedimientos electivos se les ofrezca una prueba antes de la admisión. 

Si tienes programada una cesárea o inducción del parto, es posible que te ingresen el día antes para realizar la prueba. 

La capacidad de realizar pruebas generalizadas dependerá de la disponibilidad de kits de pruebas, la capacidad de pruebas en el laboratorio local y el personal disponible para realizar las pruebas. 

¿Cómo funciona la prueba de coronavirus?

Las mujeres embarazadas se evalúan de la misma manera que cualquier otra persona. Actualmente, la prueba consiste en tomar muestras de hisopos de la boca y la nariz. También es posible que te pidan toser esputo, que es una mezcla de saliva y moco.

Las pruebas más efectivas actualmente se demoran entre 24 y 48 horas para que el resultado esté disponible. Esto significa que si estás esperando los resultados de la prueba mientras estás en el hospital, puedes ser tratado como potencialmente infeccioso hasta que se devuelva el resultado.

Si tienes síntomas de coronavirus pero recientemente recibiste un resultado negativo de la prueba, el personal sanitario puede tener precaución cuando te atienda. A veces, el virus no aparece en los resultados de la primera prueba si se realizó poco después de haberse infectado. Es posible que te ofrezcan otra prueba en unos días.

¿Qué es una prueba de anticuerpos? ¿Puedo tenerlos?

Se trata de un análisis de sangre que puede mostrar si has entrado en contacto con el virus o no. Lo hace mediante la detección de anticuerpos, que tu cuerpo produciría si ha tenido coronavirus. Esto se llama una respuesta inmune.

En la actualidad, este tipo de prueba sólo se ofrece al personal sanitario y en algunos casos excepcionales. Se espera que los resultados de estas pruebas nos ayuden a comprender cómo funciona la inmunidad al coronavirus ya que aún no sabemos cómo se desarrollan los anticuerpos y cuánto dura la inmunidad.

Por lo tanto, actualmente no se recomienda que los resultados de las pruebas de anticuerpos se usen cuando se atiende a mujeres embarazadas.

¿Se hará una prueba de coronavirus a mi pareja?

Es posible que a tu pareja también le ofrezcan la prueba cuando ingreses en el hospital.

CONSEJOS PARA MUJERES EMBARAZADAS CON SOSPECHA O CONFIRMACIÓN DE INFECCIÓN POR CORONAVIRUS

¿Qué debo hacer si creo que puedo tener coronavirus o haberme expuesto?

Si estás embarazada y tienes alguno de estos dos síntomas:

  • Temperatura alta
  • Tos brusca y continua

Debes quedarte en casa durante 7 días. No acudas a ningún centro sanitario sin contactar por teléfono primero. 

Debes comunicarte con tu matrona o centro de referencia para informar que tienes síntomas que sugieren coronavirus, particularmente si tienes citas de rutina en los próximos 7 días.

Otras posibles causas de fiebre en el embarazo incluyen: infecciones de orina y rotura de la bolsa. Si tienes ardor o incomodidad al orinar, o cualquier flujo vaginal inusual, o tienes alguna inquietud sobre los movimientos de tu bebé, contacta por teléfono con tu matrona o, si es fuera de su horario, con el hospital.

Si tuvieras la infección por coronavirus, es más probable que no tengas síntomas o que sean muy leves con una recuperación por completo.

Si desarrollaras síntomas más severos o la recuperación se retrasa, esto puede ser una señal de que el cuadro está evolucionando a una infección torácica más importante que requiere una atención urgente. En este caso es mejor contactar con los servicios telefónicos habilitados* para obtener más información y asesoramiento.

En cualquier caso, si tienes inquietudes sobre tu bienestar o el de tu bebé porque nazca durante tu período de autoaislamiento, comunícate con tu matrona, te proporcionará más consejos.

*Teléfonos de información sobre el coronavirus en cada comunidad autónoma

Debido al colapso de la línea 112, cada comunidad autónoma ha habilitado un número de teléfono para informar sobre el coronavirus:

Andalucía – 955 54 50 60 / 900400061

Aragón – 061

Asturias – 112 (marcando el 1) / 984100400 / 900878232

Cantabria – 112 / 061

Castilla La Mancha – 900 122 112

Castilla y León – 900 222 000

Cataluña – 061

Ceuta – 900 720 692

Comunidad de Madrid – 900 102 112

Comunidad Valenciana – 900 300 555

Extremadura – 112

Galicia – 900 400 116

Islas Baleares – 061

Islas Canarias – 900 11 20 61

La Rioja – 941 29 83 33

Melilla – 112

Murcia – 900 12 12 12

Navarra – 948 29 02 90

País Vasco – 900 20 30 50

¿Qué debo hacer si doy positivo en el test de coronavirus?

Si el resultado del test es positivo para el coronavirus, fuera de un entorno hospitalario, debes ponerte en contacto con tu matrona o con el equipo prenatal para comunicarles tu diagnóstico. Si no tienes ningún síntoma o los síntomas son leves, te aconsejarán que te recuperes en casa. Si tienes síntomas más graves, es posible que recibas tratamiento en un hospital.

¿Por qué me pedirían que me aísle a mí misma?

Te pueden aconsejar que te aísles porque:

  • Tienes síntomas de coronavirus, como fiebre alta o una tos brusca y continua.
  • Has dado positivo en el test de coronavirus y te han aconsejado que te recuperes en casa.

¿Qué debo hacer si me piden que me aísle?

Las mujeres embarazadas a las que se les ha aconsejado que se auto-aíslen deben permanecer en el interior y evitar el contacto con los demás durante 7 días. Si vives con otras personas, deben permanecer en casa por lo menos 14 días, para evitar propagar la infección fuera de la casa.

La guía del Sistema Nacional de Salud del Reino Unido sobre el auto-aislamiento actualmente recomienda que las personas deben:

  • No ir a la escuela, al trabajo, a los centros sanitarios o a las áreas públicas.
  • No utilizar el transporte público.
  • Quedarse en casa y no permitir visitas.
  • Cerrar las habitaciones donde están abriendo una ventana para evitar corrientes de aire.
  • Separarse de los demás miembros del hogar en la medida de lo posible, usando tus propias toallas, vajilla y utensilios y comiendo en diferentes momentos.
  • Usar a amigos, familiares o servicios de entrega para hacer recados, pero aconsejarles que dejen los artículos fuera.

Tal vez desees considerar rutinas de ejercicios online para mantenerte activa, como el yoga para embarazadas o el pilates.

¿Puedo seguir asistiendo a mis citas prenatales si estoy en autoaislamiento?

Debes ponerte en contacto con tu matrona o con el hospital para informarles de que te encuentras actualmente en autoaislamiento por un posible o confirmado coronavirus y solicitar asesoramiento sobre cómo asistir a las citas prenatales de rutina.

Es probable que las citas prenatales de rutina se retrasen hasta que termines el aislamiento. Si la matrona o el médico te aconsejan que la cita no puede esperar, se harán los arreglos necesarios para que puedas ser atendida. Por ejemplo, es posible que te pidan que asistas a una hora diferente, o en una sala diferente, para proteger a los demás.

¿Cómo recibiré atención una vez me haya recuperado del coronavirus?

Si tienes confirmada la infección por coronavirus, como medida de precaución, se organizará una ecografía al menos dos semanas después de tu recuperación, para comprobar que tu bebé está bien.

Si te has recuperado del coronavirus y los resultados de las pruebas de detección del virus han sido negativos antes de venir de parto, el lugar y la forma en que des a luz no se verán afectados por tu enfermedad anterior, pero el número de visitantes puede ser restringido para promover el distanciamiento social recomendado.

¿Qué hago si me siento mal o estoy preocupada por mi bebé durante el auto-aislamiento?

Se aconseja a las mujeres embarazadas que se aíslan y no acudan a las unidades de triaje de maternidad, a menos que necesiten atención urgente.

Si te preocupa tu bienestar o el de tu bebé durante el período de autoaislamiento, ponte en contacto con tu matrona o, fuera de horario, con el hospital. Ellos le darán más consejos, incluyendo si necesita ir al hospital.

Si te aconsejan acudir al hospital, se pide a las mujeres embarazadas que viajen en transporte privado, o que organicen el transporte al hospital, y que avisen a su llegada antes de entrar a la recepción de triaje de la maternidad.

¿El hecho de estar en autoaislamiento por coronavirus sospechoso o confirmado afectará al lugar del parto?

Como medida de precaución, se aconseja a las mujeres embarazadas con coronavirus sospechoso o confirmado cuando estén de parto, que acudan a una unidad obstétrica para el parto donde se pueda monitorizar al bebé mediante monitorización electrónica continua y se puedan controlar sus niveles de oxígeno cada hora.

La monitorización fetal continua sirve para comprobar cómo está soportando el bebé el trabajo de parto. Dado que la monitorización fetal continua sólo puede realizarse en una unidad obstétrica en la que están presentes los médicos y las matronas, no se recomienda el parto en casa ni en centros de nacimientos liderados por matronas.

Se mantendrá este consejo continuamente actualizado a medida que surjan nuevas pruebas. Las unidades de maternidad en todas partes están trabajando las 24 horas del día en este momento para manejar las presiones adicionales y facilitar las opciones de las mujeres.

¿Estar en autoaislamiento por coronavirus sospechoso o confirmado afectará a la vía del parto?

Actualmente no hay pruebas que sugieran que no puedes dar a luz por vía vaginal o que es más seguro un parto por cesárea si tienes un coronavirus sospechoso o confirmado, por lo que tus elecciones de nacimiento deben ser respetadas y seguidas lo más de cerca posible en función de tus deseos.

Sin embargo, si tu condición respiratoria sugiere que tu bebé necesita nacer urgentemente, se puede recomendar un parto por cesárea.

No se recomienda dar a luz en una bañera de parto en el hospital si se sospecha que tiene un coronavirus, ya que a veces el virus se encuentra en las heces. También puede ser más difícil para el personal sanitario utilizar el equipo de protección adecuado durante un parto en el agua.

No hay pruebas de que las mujeres con coronavirus sospechoso o confirmado no puedan tener un bloqueo epidural o espinal.

En nuestra versión anterior de la guía se sugirió que el uso del óxido nitroso (gas y aire) puede aumentar la aerosolización y la propagación del virus, pero una revisión de las pruebas sugiere que no hay evidencia de que el óxido nitroso sea un procedimiento propenso a los aerosoles, por lo que no hay razón para no usarlo en el trabajo de parto.

¿Qué sucede si me pongo de parto durante mi período de autoaislamiento?

Si te pones de parto, debes llamar al hospital para que te asesoren. Debes informarles de que tienes una infección de coronavirus probable o confirmada.

Si tienes síntomas leves, te animarán a que permanezcas en casa (autoaislamiento) durante el trabajo de parto temprano (fase latente o pródromos).

El equipo de maternidad ha sido asesorado sobre la forma de garantizar que tú y tu bebé recibáis una atención segura y de calidad, respetando lo más posible tus elecciones de parto.

Cuando decidas junto al equipo de maternidad que acuda a urgencias, se aplicarán las recomendaciones generales sobre la asistencia al hospital:

  • Se aconseja acudir en transporte privado siempre que sea posible, o llamar por teléfono para que te asesoren, según proceda.
  • Te recibirán en la entrada de urgencias y te proporcionarán una mascarilla facial quirúrgica, que deberás tener puesta hasta que te aíslen en una habitación adecuada.
  • Te realizarán la prueba del virus.
  • Tu acompañante durante el parto podrá quedarse contigo durante todo el tiempo, pero el resto de visitas quedarán restringidas.

CONSEJOS PARA MUJERES CON SOSPECHA O CONFIRMACIÓN DE INFECCIÓN POR CORONAVIRUS QUE HAN DADO A LUZ RECIENTEMENTE

¿Puedo pasarle el coronavirus a mi bebé?

Como se trata de un virus nuevo, hay pocas pruebas sobre el cuidado de mujeres con infección por coronavirus que acaban de dar a luz.

A un pequeño número de bebés se les ha diagnosticado el coronavirus poco después de nacer, pero no está claro si la transmisión se produjo antes o poco después del nacimiento. La opinión de los expertos es que es poco probable que el bebé esté expuesto durante el embarazo.

Respecto al caso del recién nacido en China que dio positivo al virus 36 horas después del nacimiento, no había registro de todos los detalles del caso.

No se habían analizado muestras intrauterinas (líquido amniótico, sangre de cordón umbilical o placenta), por lo que no se pudo confirmar la transmisión vertical. Además, la muestra de garganta que dio positivo, se llevó a cabo unas 30 horas después del nacimiento.

El riesgo de transmisión horizontal en los bebés es el mismo que el de la población general cuando están en contacto estrecho con personas infectadas.

La mujer infectada debe extremar las precauciones con una correcta higiene de manos antes y después de estar en contacto con el recién nacido y con el uso de mascarilla

mascarilla

¿Se hará una prueba de coronavirus a mi bebé?

Sí, si tienes sospecha o has confirmado la presencia del coronavirus en el momento de nacer tu bebé, le harán las pruebas de detección del coronavirus.

¿Podré quedarme con mi bebé y hacer contacto piel con piel si sospecho o confirmo el coronavirus?

Sí, si esa es tu elección. Siempre que tu bebé esté bien y no requiera atención en la unidad neonatal, permanecerá junto a ti después de dar a luz.

En algunos otros países, se ha aconsejado a las mujeres con coronavirus confirmado que se separen de su bebé durante 14 días. Sin embargo, esto puede tener posibles efectos negativos en la alimentación y la vinculación.

Debe haber una discusión sobre los riesgos y beneficios entre usted y su familia y los médicos que cuidan a su bebé (neonatólogos) para individualizar el cuidado de su bebé.

¿Podré amamantar a mi bebé si tengo un posible o confirmado coronavirus?

Sí. No hay pruebas que demuestren que el virus pueda transmitirse en la leche materna, los beneficios bien reconocidos de la lactancia materna superan cualquier riesgo potencial de transmisión del coronavirus a través de la leche materna.

La Asociación Española de Lactancia Materna, ha publicado un artículo sobre el manejo del riesgo de contagio por coronavirus en madres y recién nacidos, favoreciendo el inicio y mantenimiento de la lactancia materna directamente al pecho en la medida de lo posible.

riesgo lactancia

El principal riesgo de la lactancia materna es el contacto estrecho con tu bebé, ya que se pueden compartir gotas infecciosas en el aire, lo que conduce a la infección del bebé después del nacimiento.

Tú y tu familia junto al equipo de maternidad debéis discutir los riesgos y beneficios de la lactancia materna.

Si decides amamantar a tu bebé, se recomiendan las siguientes precauciones:

  • Lavarse las manos antes de tocar al bebé, el extractor de leche o los biberones.
  • Trata de evitar toser o estornudar sobre tu bebé mientras se alimenta en el pecho.
  • Considerar la posibilidad de utilizar una mascarilla facial durante la lactancia, si está disponible.
  • Seguir las recomendaciones para la limpieza del sacaleches después de cada uso.
  • Considerar la posibilidad de pedirle a alguien que esté bien que le dé la leche materna extraída a tu bebé.

Si decides alimentar a tu bebé con fórmula o leche extraída, se recomienda que sigas estrictamente las pautas de esterilización. Si te extraes la leche materna en el hospital, debes utilizar un extractor de leche de uso exclusivo.

Después del nacimiento, ¿existe mayor riesgo para mí o mi bebé?

No hay evidencia de que las mujeres que hayan tenido un bebé recientemente y que por lo demás estén bien corran un mayor riesgo de contraer coronavirus o de sentirse gravemente mal.

El sistema inmunitario de una mujer embarazada recientemente se considera normal a menos que tenga otras formas de infección o enfermedad subyacente.

Sin embargo, debes mantenerte bien alimentada con una dieta equilibrada, hacer ejercicio moderado cuando te sientas en forma y asegurarte de mantener el distanciamiento social.

Los niños, incluidos los recién nacidos, no parecen tener un alto riesgo de enfermarse gravemente con el virus.

Sin embargo, la observación cuidadosa de la higiene, como siempre, es importante y particularmente con los miembros de la familia que residen en la casa. Se deben tomar precauciones estándar de higiene, como el lavado de manos y tener cuidado al manipular al bebé si tenéis síntomas de alguna enfermedad, incluido el coronavirus.     

Es importante que el bebé se alimente bien y aumente de peso y, si tienes alguna inquietud contactar con la matrona.

Una vez se levante el estado de alarma, es mejor evitar las grandes reuniones familiares para celebrar la llegada del bebé hasta que se sepa más sobre la propagación del virus en la comunidad.

No pospongas la búsqueda de asesoramiento médico si te preocupa la salud de tu bebé durante la pandemia. Solicita atención médica si tu bebé tiene fiebre, letargo, irritabilidad, mala alimentación o cualquier otro síntoma que te pueda preocupar.

GUÍA DE SALUD LABORAL PARA MUJERES EMBARAZADAS

¿Todavía puedo ir a trabajar? ¿Qué pasa si trabajo en un papel de cara al público?

Entendemos que debe ser un momento de ansiedad si estás embarazada y trabajas de cara al público, por lo que se recomienda a todas las mujeres embarazadas que minimicen el contacto social como medida de precaución.

Las mujeres embarazadas que pueden trabajar desde casa deben hacerlo. Si no puedes trabajar desde casa y trabajas de cara al público, podría ser considerado la adaptación del puesto de forma apropiada para minimizar tu exposición.

El 21 de marzo de 2020 se publicaron consejos de salud laboral más detallados para las mujeres embarazadas, incluidas las que no pueden trabajar desde casa, y se actualizaron el 26 de marzo.

  • Se recomienda que si te encuentras en el primer o segundo trimestre (menos de 28 semanas de embarazo), sin problemas de salud subyacentes, debes mantener el distanciamiento social, pero puedes optar a seguir trabajando de cara al público, siempre que se tomen las precauciones necesarias, entre las que se incluyen el uso de equipos de protección individual y la evaluación de riesgos.
  • Si te encuentras en el tercer trimestre (más de 28 semanas de embarazo), o tienes una condición de salud subyacente – como una enfermedad cardíaca o pulmonar – debes trabajar desde casa siempre que sea posible, evitar el contacto con cualquier persona con síntomas de coronavirus, y reducir significativamente el contacto social innecesario.

¿Cuál es el consejo si soy sanitaria y estoy embarazada?

La guía se actualizó el 26 de marzo para hacer hincapié en que a todas las mujeres embarazadas, independientemente de su semana de gestación, se les debe ofrecer la posibilidad de elegir si trabajan en funciones de cara al paciente durante la pandemia de coronavirus.

Los coordinadores deben respetar y apoyar sus decisiones sobre si continúan trabajando en funciones de cara al paciente durante la pandemia de coronavirus.

Consejos para las trabajadoras sanitarias embarazadas de menos de 28 semanas de gestación

Si se encuentras en el primer o segundo trimestre (menos de 28 semanas de embarazo), sin problemas de salud subyacentes, debes guardar el distanciamiento social pero puedes optar por seguir trabajando en un puesto de cara al paciente.

Si decides continuar trabajando, se recomienda encarecidamente que se tomen las precauciones necesarias. Debes evitar, en la medida de lo posible, atender a pacientes con infección por coronavirus probable o confirmada. Si esto no es posible, debes utilizar un equipo de protección individual (EPI) y asegurarte de que se realiza una evaluación exhaustiva de los riesgos.

Algunos entornos de trabajo, como los quirófanos, las salas de respiración y las unidades de cuidados intensivos/alta dependencia, conllevan un mayor riesgo de exposición al virus para todas las mujeres embarazadas, y se recomienda a todos los trabajadores sanitarios de estos entornos que utilicen el EPI adecuado.

Consejos para las trabajadoras sanitarias embarazadas de más de 28 semanas de gestación, o con una condición de salud subyacente

Si te encuentras en el tercer trimestre (más de 28 semanas de embarazo), o tienes una condición de salud subyacente, como una enfermedad cardíaca o pulmonar, te recomendamos encarecidamente que evites el contacto directo con el paciente.

Es mejor trabajar desde casa cuando sea posible, evitar el contacto con cualquier persona con síntomas de coronavirus, y reducir significativamente el contacto social innecesario.

Animamos a los coordinadores a buscar oportunidades para que las trabajadoras sanitarias embarazadas en su tercer trimestre trabajen de forma flexible en un puesto diferente, para evitar exponerse directamente con los pacientes.

Cualquiera que sea la situación de tu embarazo, debes discutir tus circunstancias individuales con el departamento de salud laboral o prevención de riesgos laborales.

La base de pruebas de este nuevo virus está creciendo rápidamente y, a medida que surja nueva información, el gobierno y los organismos profesionales actualizarán la guía.


[INFORMACIÓN A DÍA 13 de mayo de 2020]

El Ministerio de Sanidad actualiza el documento interprofesional sobre el manejo de la mujer embarazada y el recién nacido con COVID-19

Las recomendaciones incluidas en el documento están en continua revisión y podrán ser modificadas si la situación epidemiológica y las opciones terapéuticas así lo requieren. 

De este documento extraemos las siguientes conclusiones: 

  • El SARS-CoV-2 no se comporta del mismo modo que los otros coronavirus de la misma familia.
  • El cuadro clínico que presentan las mujeres embarazadas no parece ser más grave que en el resto de la población sana.
  • Las mujeres embarazadas podrían pasar la enfermedad de forma leve o asintomática como sucede en alrededor del 80% de la población general.
  • Como síntomas principales en la mujer embarazada con COVID-19 en el tercer trimestre, por orden de mayor a menor frecuencia destacan: fiebre, tos, disnea, diarrea, mialgias y dolor de garganta. 
  • No se ha evidenciado que la infección por SARS-CoV-2 durante el embarazo se asocie con un mayor riesgo de aborto espontáneo y parto prematuro espontáneo.
  • Algunos estudios describen una mayor incidencia de complicaciones durante el embarazo o el parto en mujeres afectadas por COVID 19. Otros autores que comparan los mismos eventos con los que ocurren en mujeres sin COVID-19, concluyen que la frecuencia de complicaciones son similares y que, por tanto, no serían atribuibles a la infección.
  • Recientemente se han descrito alteraciones de la coagulación en las personas que ingresan con COVID-19. Dado que el embarazo confiere un estado de hipercoagulabilidad, es de suponer que la infección por COVID-19 en la mujer embarazada incrementa el riesgo tromboembólico (ya de por sí incrementado durante el embarazo y exacerbado por la inmovilidad del confinamiento).
  • El riesgo de transmisión por gotas o por contacto en un recién nacido es igual que en la población general. La transmisión de madre a hijo en los casos en los que ocurre, se produce mayoritariamente por el contacto estrecho entre ellos tras el nacimiento.
  • Se han observado algunas alteraciones clínicas en recién nacidos de mujeres con COVID-19, siendo ellos negativos. No está claro si la clínica presentada al nacimiento por los hijos de madres infectadas está relacionada con una infección fetal o con la propia reacción inflamatoria y gravedad del cuadro clínico materno.
  • La decisión de realizar un parto por vía vaginal o de una cesárea debe ser evaluada teniendo en cuenta el estado de salud de la madre.
  • En casos de COVID positivo se aconseja la analgesia epidural para el alivio del dolor. 
  • La finalización del embarazo debe considerarse en función del estado clínico de la madre, las semanas de embarazo y de acuerdo con el equipo de Neonatología.
  • Se deben restringir las visitas y reducirlas a una única persona (a ser posible siempre la misma).
  • La lactancia materna otorga muchos beneficios como el potencial paso de anticuerpos madre-hijo frente al coronavirus, por ello se recomienda la lactancia materna desde el nacimiento, siempre que las condiciones clínicas del recién nacido y su madre así lo permitan. Si no pudiera ser de forma directa, facilitar a la madre la extracción de calostro. 
  • Si se puede garantizar un adecuado aislamiento entre madre-hijo, se podría valorar la realización del pinzamiento tardío de cordón y contacto piel con piel tras el nacimiento.
    • Recién nacido asintomático, madre con alta sospecha o infección confirmada.
      • Si el test en el bebé resulta ser negativo y se descarta la infección, se puede suspender el aislamiento pudiendo ser atendido de forma rutinaria por su cuidador principal sano.
      • En caso de que la madre esté asintomática o apenas tenga clínica, se valorará la posibilidad de alojamiento conjunto en régimen de aislamiento de contacto y gotas entre madre e hijo (higiene de manos, mascarilla facial y cuna separada a 2 metros de la cama de la madre).
      • Si la madre tiene claros síntomas de la infección, el recién nacido deberá ser ingresado aislado y separado de su madre.
    • Recién nacido sintomático, madre con alta sospecha o infección confirmada. Ingreso en una habitación individual con medidas de aislamiento de contacto y por gotas (incubadora). Para retirar las medidas de aislamiento se recomienda tener dos resultados negativos (al nacimiento y tras 24-48 horas).
    • Recién nacido asintomático, madre con posible infección. Si la madre resulta negativa no es preciso hacerle la prueba al neonato y pueden ser alojados de forma conjunta.

[INFORMACIÓN A DÍA 30 abril de 2020]

Vídeo informativo para mujeres embarazadas durante la pandemia

La atención al embarazo y al parto han cambiado de forma radical durante la pandemia de coronavirus, generando mucho miedo e incertidumbre entre las mujeres. Por este motivo, la Organización Colegial de Enfermería en colaboración con las matronas han elaborado este vídeo animado en el que se resuelven las principales dudas que se plantean las embarazadas en esta situación. 


[INFORMACIÓN A DÍA 25 abril de 2020]

El Ministerio de Sanidad publica un documento específico para el embarazo

“Información y pautas generales para mujeres embarazadas en situación de confinamiento”, orientado a ofrecer pautas básicas generales por el estado de alarma por COVID-19. Embarazo y coronavirus. ¿Qué sabemos hasta ahora? 4


[INFORMACIÓN A DÍA 5 abril de 2020]

Díptico para para padres y madres con infección probable o confirmada por Coronavirus

[pdf-embedder url=”https://matronastur.com/wp-content/uploads/DIPTICO_COVID19_.pdf” title=”Información para madres y padres con infección probable o confirmada por coronavirus covid19″]

Enlace directo al díptico si no lo puedes ver bien



[INFORMACIÓN A DÍA 24 de marzo de 2020]

Nace el primer bebé en Oviedo cuya madre estaba ingresada por coronavirus

El parto fue por cesárea programada en el Hospital Universitario Central de Asturias al aumentar su dificultad respiratoria.

La madre había dado positivo al test del COVID-19 hace una semana y se desconocía si el bebé pudiera estar contagiado. Pero la alegría y la tranquilidad llegó pocas horas después del alumbramiento, que se realizó con todas las medidas de seguridad y protección.

El laboratorio del hospital confirmaba que el bebé estaba completamente sano y libre del virus.

Así que de momento, se siguen confirmando las primeras investigaciones que demostraban la no transmisión vertical durante el embarazo o el parto.


[INFORMACIÓN A DÍA 23 de marzo de 2020]

Nueva actualización del documento: Recomendaciones para el manejo del recién nacido en relación con la infección por SARS-CoV-2.

 Se actualiza el documento de la Sociedad Española de Neonatología sobre las recomendaciones para el manejo del recién nacido en relación con la infección por SARS-CoV-2.

Se añade una nueva opción al alojamiento individual durante el ingreso. Se limitarán las visitas a excepción de la madre o cuidador principal sano (si la madre no puede), que utilizará medidas de aislamiento por contacto y gotas para el acceso a la habitación.

Siempre que sea clínica y organizativamente posible se valorará el ingreso del bebé en una habitación pediátrica junto con su madre como cuidadora principal para favorecer el amamantamiento (o administración de leche tras extracción).

En el nuevo documento se añade también un apartado de apoyo familiar y anexos para el personal sanitario sobre ventilación mecánica y transporte neonatal.


[INFORMACIÓN A DÍA 19 de marzo de 2020]

Una madre con coronavirus da a luz a un bebé sano en el hospital de Vigo

El bebé nació en la semana 35 en el Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo y ha pesado 2,600 Kg. Dio negativo en la prueba realizada nada más nacer y permanece ingresado en la unidad de neonatología por su prematuridad tardía.

Su nacimiento supone un alivio para las familias que esperan un hijo bajo la alerta sanitaria.

La madre también se encuentra estable, aunque aislada porque todavía tiene síntomas, por lo que el contacto entre ambos se ha limitado.

La mujer fue hospitalizada en los últimos días después de dar positivo en el virus. Los ginecólogos decidieron plantear la cesárea en previsión de que su delicada situación pudiese descompensarse, ya que su embarazo era considerado de riesgo por su edad (40 años).

En Galicia hay más mujeres embarazadas que han dado positivo en el coronavirus, por lo que esta noticia es alentadora y corrobora las primeras investigaciones de Wuhan: No hay transmisión intraútero.


[INFORMACIÓN A DÍA 17 de marzo de 2020]

La niña prematura de Málaga da negativo en la prueba para COVID-19

La bebé prematura de una mujer con coronavirus, nacida el domingo por cesárea urgente en el hospital Materno Infantil de Málaga, ha dado negativo en la prueba del Covid-19.

De momento permanece aislada en la UCI neonatal y se realizará una segunda prueba para confirmar que no ha desarrollado el coronavirus en las horas posteriores al nacimiento.

El resultado confirma las primeras investigaciones realizadas por la Universidad de Wuhan sobre los efectos en las embarazadas infectadas y sus bebés, descartando que la enfermedad se transmita durante el embarazo o el parto. 

La Sociedad Española de Neonatología recomienda la lactancia materna, el pinzamiento tardío del cordón y la no separación

Hasta ayer las recomendaciones de la Sociedad Española de Neonatología se basaba en la experiencia de China, que recomendaba clampaje inmediato del cordón umbilical, evitar el contacto piel con piel y no ofrecer lactancia materna hasta que se confirmara que la madre y la leche daban negativo al virus.

Hoy, 17 de marzo, la Sociedad Española de Neonatología modifica sus recomendaciones, no contraindica el clampaje tardío del cordón y la lactancia materna es la mejor opción tanto para madres positivas o sospechosas para el virus, manteniendo las medidas de control de la infección.

En casos de madres con enfermedad grave se puede recurrir a la extracción de leche y en caso de síntomas muy leves y recién nacido asintomático se valorará el alojamiento conjunto en régimen de aislamiento de contacto y gotas entre madre e hijo (higiene de manos, mascarilla facial y cuna separada 2 metros de la cama de la madre).

Al fin parece que los expertos ya se van poniendo de acuerdo en la decisión de la no separaciónen el postparto según la situación clínica de la madre y el bebé.


[INFORMACIÓN A DÍA 15 de marzo de 2020]

Cesárea urgente en el caso de Málaga

La enfermera embarazada de 27 semanas con coronavirus de la que os hablé el primer día ingresada en Málaga por un cuadro de neumonía, ha sido sometida este domingo a una cesárea de urgencia.

La pasada noche sufrió un empeoramiento repentino, lo que obligó a adoptar esta decisión a los profesionales sanitarios.

En estos momentos la mujer se encuentra en estado grave y pendiente de evolución. Por su parte, la recién nacida, una niña, ha pesado 1,2 kilogramos y se encuentra en la UVI de Neonatología.

Se ha confirmado en el mismo hospital de Málaga otro caso de coronavirus en una mujer embarazada de 26 semanas. De momento se desconoce su estado de salud.

Ningún dato indica que el ibuprofeno agrave las infecciones por COVID-19 

Hace unos días, salió a la luz una nueva recomendación por parte del ministro de Sanidad francés sobre evitar consumir ibuprofeno para no empeorar la infección por COVID-19 en gente joven. 

Sin embargo, esta indicación se ha descartado al ser contrastada por La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.

“No existe ningún dato actualmente que permita afirmar un agravamiento de la infección por COVID-19 con el ibuprofeno u otros antiinflamatorios no esteroideos”.

La agencia indica que los pacientes tomen paracetamol preferiblemente si hay síntomas, y si el paciente tiene indicado ibuprofeno por otros motivos, que no dejen de tomarlo.

Durante el embarazo evitar antiinflamatorios, se debe tomar paracetamol.


[INFORMACIÓN A DÍA 14 de marzo de 2020]

Recién nacido infectado por coronavirus en Reino Unido

Se registra el primer caso positivo al COVID-19 de un bebé nacido en Inglaterra.

Su madre había sido hospitalizada días antes por un cuadro de neumonía, pero no se supo que estaba infectada hasta después del parto.
 
Al bebé le realizaron la prueba inmediatamente después de nacer, dando positivo también para COVID-19. A día de hoy están siendo tratados en hospitales diferentes. 
 
Se desconoce si el recién nacido se contagió intraútero o durante el parto. 
 
El personal sanitario presente en el momento del parto ha tenido que autoaislarse como prevención.
 
Posiblemente este caso resuelva muchas incógnitas sobre cómo afecta el coronavirus al embarazo. 
 
Todos los casos hasta ahora de bebés nacidos por mujeres infectadas en el tercer trimestre habían dado negativo en la prueba.

 

[INFORMACIÓN A DÍA 13 de marzo de 2020]

El Gobierno anuncia el estado de alarma en todo el territorio nacional

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reunirá con el Consejo de Ministros de forma extraordinaria para declarar el estado de alarma a partir de mañana, sábado 14 de marzo, y durante al menos los próximos 15 días. 

¿Qué pasa en un estado de alarma?

  • Se limita la circulación o permanencia de personas o vehículos en horas y lugares determinados.
  • Se practican requisas temporales de todo tipo de bienes y se imponen prestaciones personales obligatorias. 
  • Se puede intervenir y ocupar transitoriamente industrias, fábricas, talleres, explotaciones o locales de cualquier naturaleza, con excepción de domicilios privados, dando cuenta de ello a los ministerios interesados.
  • Se limita o raciona el uso de servicios o el consumo de artículos de primera necesidad.
  • Se impartirán las órdenes necesarias para asegurar el abastecimiento de los mercados.

Responsabilidad colectiva

Ayer, jueves 12 de marzo, la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria realizó una sesión online informativa sobre el coronavirus para profesionales y población general. 

Os hago un resumen de sus aclaraciones: 

La alerta sanitaria no debe entenderse desde el miedo sino como una llamada a la población para no bloquear el sistema sanitario, que está desbordado y no puede atender otros motivos importantes de salud, como puede ser un politraumatismo por accidente de tráfico. 

Cada esfuerzo suma para evitar propagar la enfermedad.

Tenemos como referente a China, que ha logrado con estas medidas de contención disminuir el número de casos nuevos.

Las áreas de transmisión comunitaria cambian cada día y debemos estar pendientes de la información actualizada del Ministerio de Sanidad. A día de hoy, están reconocidas:

  • España: las Comunidades Autónomas de Madrid y de La Rioja; los municipios de Labastida-Bastida y Vitoria-Gasteiz (País Vasco) y Miranda de Ebro (Castilla y León)
  • Italia (todo el país)
  • Francia: departamentos de Haut-Rhin (Grand Est) y l’Oise (Hauts-de-France)
  • Alemania: departamento de Heinsberg (Renania del Norte-Westfalia)
  • China (todas las provincias, incluyendo Hong Kong y Macao)
  • Corea del Sur
  • Japón (isla de Hokkaidō)
  • Singapur
  • Irán

La personas que tengáis animales domésticos en casa, tranquilidad, porque NO pueden transmitir ni padecer la enfermedad.

El contagio ocurre principalmente por gotas respiratorias y por contacto. Ya existe un estudio que también demuestra la transmisión por otras secreciones humanas, como las heces

El inicio de estos síntomas es BRUSCO y destaca: fiebre alta, tos seca no productiva, malestar general y dificultad respiratoria.

Hay que tener síntomas para contagiar la enfermedad.

Parece ser que los casos que se comentaron que habían sido contagiados por personas asintomáticas, no era del todo cierto al revisar las historias clínicas.

La población infantil es un caso especial, porque tienen cuadros muy leves que pueden pasar desapercibidos, por lo que hay que tener especial precaución y cuidar de las personas mayores que puedan estar cargo de los menores.

Incubación y duración de la enfermedad

Se supone que una persona infectada va a desarrollar los síntomas en más o menos grado, de 1 a 5 días desde el contacto estrecho con una persona enferma.

A partir del inicio de esos síntomas debería guardar aislamiento durante 14 días para reducir el contagio a más personas, ya que la duración media de la enfermedad es de 7-10 días.

El 80% de los síntomas serán leves y sólo requerirán aislamiento en su domicilio.  

Una pregunta muy habitual es que si empiezas con síntomas gripales sin certeza de coronavirus, ¿hay que guardar esos 14 días de aislamiento? La respuesta es que si has tenido un contacto de riesgo o te encuentras en una zona de transmisión comunitaria, mejor aislarse.

Población de riesgo

La mayoría de personas que empeoran y precisan ingreso son personas con algún factor de riesgo. La evolución de la enfermedad es progresiva con empeoramiento en algunos casos que pueden llegar a requerir intubación.

Como en cualquier patología, hay un escaso porcentaje de gente sana que puede llegar a estar grave por el coronavirus. 

Prevención

La función de la prevención es evitar propagar la enfermedad a personas con factores de riesgo. Como responsables de nuestra salud individual y de la salud colectiva, debemos:

  • Evitar acudir a lugares con mucha gente (restaurantes y bares, reuniones, congresos, gimnasios,  clases de preparación prenatal, cine, parques, transportes públicos).
  • Toser en la manga o el interior del codo.
  • Lavado frecuente de manos con agua y jabón.
  • Uso de pañuelos desechables.
  • Evitar llevarse las manos a la cara (ojos, nariz, boca).
  • Anular las citas programadas en el servicio de salud que no sean urgentes.
  • Aplazar las revisiones que puedan demorarse para dosificar las visitas a los centros sanitarios.
  • Debemos pensar bien antes de acudir al centro de salud o a urgencias de un hospital. 
  • Evitar viajar y más aún si te encuentras en un área de transmisión comunitaria. Cuanto más tiempo en casa mejor, no tratarlo como unas vacaciones.

El uso de mascarilla sólo es necesaria para las personas que estén con síntomas y para profesionales sanitarios que atiendan a estas personas enfermas.

Protocolo de recogida de muestras

Se consideran casos en investigación cuando cumpla alguno de los siguientes criterios:

  • Presentar 1 criterio clínico (fiebre, tos o falta de aire).
  • Presentar 1 criterio epidemiológico (contacto con paciente conocido o confirmado y viaje a una zona de transmisión comunitaria).
  • ó pacientes ingresados por una infección respiratoria que tengan una imagen radiológica patológica en la placa de tórax.

Dada la pandemia declarada global del virus por la OMS, en la comunidad de Madrid ya no se realizan muestras para el diagnóstico a todas las personas con síntomas sospechosos del coronavirus.

La prueba no cambia nada. Las medidas son las mismas para todos los casos sospechosos. Se debe llamar a un teléfono habilitado para ello y las unidades responsables realizarán un seguimiento telefónico durante el aislamiento en casa.

Se van a recoger muestras sólo en casos graves y profesionales de la salud expuestos.

Autoaislamiento

Ante el inicio de síntomas sugestivos de coronavirus se debe comenzar con el período de aislamiento de 14 días y además:

  • Evitar contacto con familiares.
  • Si es posible disponer de baño y habitación individual, limitar los espacios y distancia en la medida de lo posible, usar utensilios y toallas personales, y utilizar lejía para desinfectar zonas comunes.
  • Los contactos estrechos con una persona sospechosa deberían guardar aislamiento también con control de temperatura por la mañana y por la noche al menos durante 5 días. Si desarrollaran síntomas se consideraría un caso probable y deberían guardar aislamiento los 14 días. 

En casos de empeoramiento de síntomas, se debe avisar al teléfono de información habilitado para cada comunidad.

Si acudes al hospital, es necesario el uso de mascarilla y avisar previamente al personal o mantener la distancia social de 1,5 m de seguridad en admisión de urgencias

Tratamiento

Debemos vigilar el desarrollo de los síntomas. Al ser un virus nuevo y no disponer de vacunas específicas, no hay inmunidad poblacional. Tampoco tenemos tratamientos preventivos, sólo sintomáticos y experimentales.

Lo que parece estar claro es que si has pasado la infección, estás curado.

La fiebre y el malestar general se tratarán con antitérmicos como el paracetamol e hidratarse correctamente.

En los casos de más gravedad, con factores de riesgo que puedan complicar la enfermedad, habrá que individualizar cada caso.

Hoy en día, se están utilizando antivirales indicados para otras patologías que parecen disminuir la carga viral. Como no hay clara constancia de eficacia, es necesario firmar un consentimiento informado para recibir el tratamiento.

Medios fiables de información


CONCLUSIÓN

Y hasta aquí toda la información que he encontrado a día de hoy.

Como dije al principio, iré actualizando este post en la medida de lo posible con las nuevas recomendaciones e indicaciones por parte de las autoridades sanitarias. 

También seguiré muy de cerca los casos de embarazadas que han dado positivo en coronavirus.

Mientras tanto, evitar lugares con mucha aglomeración de gente, tener precaución y mucha higiene.

Preparación al parto

preparacion al parto online matronastur

Después de haber escuchado y conocido a cientos de mamás y papás en mis clases presenciales de preparación al parto, he confeccionado ​el curso más completo de preparación al parto online.

¡Comparte este artículo si crees que puede ayudar a más gente!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on pocket
Pocket

También te puede interesar...

2 comentarios en «Embarazo y coronavirus. ¿Qué sabemos hasta ahora?»

  1. Super completo. Muchas gracias, porque es super útil, sé de varias embarazadas y están algo agobiadas por la situación. Voy a compartirlo.

    Respecto a lo de estar acompañada, por desgracia no en todos lados es igual. Sé que en Alemania están restringiendo los acompañantes en los partos 🙁

    La verdad es que la parte que sigo viendo más difícil es la de aislarse uno dentro de su casa del resto de miembros de la familia, en especial si tienes niños. :/ Ojalá no tengamos nada y pase pronto todo esto.

  2. Hola Taisa, gracias por tu difusión. Es una manera de tranquilizar a las mujeres embarazadas y sus familias, ofreciéndoles la información más actualizada hasta el momento, ya que reciben continuamente muchos mensajes contradictorios de los medios de comunicación.

    Siento que en algunos países sean tan estrictos de no permitir a la mujer el acompañamiento durante el trabajo de parto.

    Hasta el momento, nuestro protocolo de atención al parto sigue contemplando el acompañamiento por parte de su pareja o persona que haya decidido la mujer, y que sea la misma persona durante todo el tiempo.

    Únicamente se está limitando el acceso acompañado a las consultas dentro de cualquier centro sanitario.

    Es muy importante seguir y respetar las indicaciones sanitarias para que cuanto antes consigamos reducir este virus.

    Y es que la carga viral es determinante. No es lo mismo contagiarse por una única persona, que te transmitan el virus 20 personas. De ahí la importante de no realizar visitas y estar en casa el máximo tiempo posible.

    Si se comienzan con síntomas, por favor no acudir al hospital a no ser que requieras atención urgente. Siempre hay que llamar por teléfono al número habilitado en cada comunidad y permanecer en aislamiento 14 días desde el inicio de la sintomatología. Hay compañeros sanitarios que se desplazan a los domicilios y realizan la prueba.

    Mucho ánimo y esperanza!

Deja un comentario

Protección de datos