Aromaterapia y aceites esenciales en el embarazo y parto

Categorías:

En este post vas a conocer cómo algunos aceites esenciales, gracias a la aromaterapia, pueden ayudarte con sus efectos tanto en el embarazo como en el en el parto.

Antes de nada, tengo que decir que yo misma probé la aromaterapia durante mi embarazo, incluso el parto y me fue realmente bien: ayudándome a relajarme en los momentos que necesitaba, y dándome un empujoncito con las contracciones gracias al aceite de salvia (te hablaré de esto más adelante).

Bien es sabido que el embarazo es un proceso trascendental para la nueva vida que se forma en el vientre de la madre, y que durante este periodo, se experimentan tanto para ella como para el bebé, cambios a nivel físico y emocional que pueden ser aliviados con la aromaterapia. 

Los aceites esenciales son productos naturales con aromas bastante variados que se obtienen mediante la destilación de ciertas plantas y que pueden colocarse en un difusor para liberar el aroma en el entorno en que se encuentre. 

Vamos con ello.

Aromaterapia y aceites esenciales en el embarazo y parto 2

¿Cómo funciona la aromaterapia?

Las fragancias de los aceites esenciales no solo son agradables y ayudan con la ambientación de un espacio, sino que han demostrado tener efectos positivos en la salud del cuerpo.

A nivel cerebral, el sentido del olfato se relaciona anatómicamente con los elementos más antiguos de la conducta humana, como por ejemplo, sentir una cueva como “mi hogar” o percibir el olor de mamá durante los primeros años de vida. 

Además de relajarnos, los aceites esenciales sirven para reducir tensiones, respirar mejor, aliviar náuseas e incluso, mejorar la salud de la piel (de acuerdo a recientes investigaciones) y muchas aplicaciones terapéuticas más. 

Durante el embarazo, esto puede ser una increíble alternativa a los malestares que se presentan y donde los medicamentos pueden afectar la salud del bebé en camino.

Beneficios de la aromaterapia en el embarazo y el parto

  • Mejora la calidad del sueño ya que ayuda a dormir mejor, sin tantas tensiones o angustias.
  • Alivia el dolor muscular, un problema frecuente en mujeres embarazadas debido al peso del niño en el vientre.
  • Alivia las náuseas y previene los vómitos matutinos o los que aparecen después de comer. 
  • Atenúa las estrías o marcas en la piel.
  • Reduce la aparición, irritación e inflamación de las hemorroides.
  • Reducción notable de la ansiedad y son un gran complemento a prácticas relajantes como la meditación, la atención plena (o mindfulness) o yoga para embarazadas. 
Aromaterapia y aceites esenciales en el embarazo y parto 3

Aceites esenciales recomendados para el embarazo

Aceite de lavanda

De todos los aceites esenciales, el más recomendado durante el embarazo y el trabajo de parto, es el aceite de lavanda gracias a sus increíbles propiedades relajantes.

Incluso, muchas mujeres (luego de haberlo hablado con su médico o matrona) han llevado difusores con aceite de lavanda al lugar del parto para hacerlo más cómodo. 

Aceite de rosa

El aceite de rosa es útil para reducir la ansiedad, calmar la mente y promover un sueño profundo y reparador (algo que muchas mujeres embarazadas encuentran difícil tener). Este es un aroma suave pero altamente agradable.

Aceite de manzanilla o camomilla

Todos hemos oído hablar sobre la capacidad que tiene una taza de té de manzanilla para calmar los nervios en situaciones angustiantes o para ayudar a dormir y ocurre exactamente igual con el aceite esencial obtenido de estas plantas de pequeñas flores amarillas. 

Además de ayudar a calmar la mente, la manzanilla tiene propiedades contra el dolor de cabeza y, usado directamente en la piel (con un preparado especial para la aplicación tópica) puede mejorar la elasticidad y prevenir las estrías del embarazo. 

Otros aceites

Aceites esenciales como el de lavanda, el de rosas o el de manzanilla, son de los más populares en la aromaterapia e indicados durante el embarazo y el parto. Son aromas ligeros que ayudan a fomentar un estado de paz, pero existen muchos otros como el de limón.

El aceite de limón ha demostrado ser útil reduciendo las náuseas del embarazo y por ende, los vómitos ocurridos durante este periodo. 

El aceite de geranio también tiene increíbles propiedades relajantes.

Otros aceites esenciales recomendados para mujeres embarazadas o a punto de dar a luz son el aceite de argán, el aceite de jengibre (útil para los mareos y la migraña), el aceite de cardamomo, el aceite de ciprés, el aceite de almendra amarga y el aceite de hinojo. 

¿Son seguros los aceites esenciales durante el embarazo?

Si se utilizan siguiendo las indicaciones de un profesional cualificado, como las de un aromaterapeuta, el uso de aceites esenciales durante el embarazo (e incluso después del parto) es completamente seguro y eficaz.  

Canastilla Letsfamily

No obstante y a pesar de ser tan buenos, solo pueden ser utilizados durante el segundo y tercer trimestre de gestación ya que durante el primer trimestre, el feto está desarrollando sus órganos y tejidos y es altamente sensible a químicos. Los aceites esenciales son productos naturales pero es preferible evitarlos en este periodo de tiempo. 

De igual forma, los principales malestares de las embarazadas (nauseas, indigestión, dolores de espalda, insomnio, ansiedad, calambres, etc.) suelen aparecer o manifestarse de manera más intensa desde el segundo trimestre de gestación. 

Aromaterapia y aceites esenciales en el embarazo y parto 4
Aromatherapy home diffuser. Female hand putting drops of aromatic oil in air humidifier.

Aromaterapia en el momento del parto

Los aceites esenciales no tienen la capacidad de reducir el dolor del parto, tal como lo hace la anestesia epidural. Pero sin duda alguna pueden ser realmente útiles para ayudar a dar a luz a un bebé ya que relajan, fomentan el estado de calma, ayudan a respirar mejor, alivian las náuseas y pueden incluso, mejorar la tolerancia al dolor. 

Aunque no inducen el trabajo de parto, el uso de aceites esenciales ha demostrado reducir el tiempo de trabajo de parto.

En algunos casos, algunos partos suelen ser realmente complicados y largos debido al alto estrés de la madre, lo que tensiona los músculos de la pelvis. La aromaterapia viene de perlas como una una buena opción no farmacológica para promover un estado de calma durante este proceso. 

Ahora bien,

¿Cuáles son los mejores aceites esenciales durante el parto?

Aceite de salvia

Este es uno de los principales aceites esenciales recomendados para el parto y el nacimiento del bebé. Se ha demostrado que la salvia tiene propiedades antiespasmódicas durante los cólicos menstruales y por ende, puede ayudar a reducir también el dolor propio del trabajo de parto. 

Aceite de flores cítricas

Este aceite con un aroma bastante agradable puede mejorar la respuesta al estrés del parto y reducir la ansiedad y las náuseas propias de este importante momento.

Aceite de lavanda

El aceite de lavanda es uno de los más conocidos para fomentar ambientes de paz y ayudar con el sueño, incluso después del parto donde muchas mujeres tienden a desarrollar insomnio.

Aceite de jazmín

Por ser un aroma floral puede aumentar el estado de ánimo y por ende, ayudar con la incomodidad del parto. Algunas mujeres han recibido masajes con este aceite y han mejorado su respuesta al dolor.

Aceite de menta

Este fresco aroma tiene propiedades analgésicas y es útil en casos de dolores musculares, de cabeza o cólicos abdominales. También reduce las náuseas y los vómitos, los mareos y ayudar a conciliar el sueño. En el caso del parto, puede ser útil para refrescar el ambiente y aliviar el dolor. 

Aromaterapia y aceites esenciales en el embarazo y parto 5

Mi experiencia y recursos con la aromaterapia

Como te dije al principio del post, tanto al final de mi embarazo como el día del parto, la aromaterapia fue un gran aliado para mí.

El difusor que utilicé es el que tienes en la foto un poco más arriba, y es de la marca Esential’Armos. Puedes comprarlo desde aquí.

Respecto a los aceites, de los tres que cogí, dos fueron los que estuve utilizando especialmente: la salvia romana para las contracciones y la lavanda para ayudar a relajarme.

Os dejo el link directamente para que podáis comprarlos.

Y si quisieras profundizar más sobre cómo beneficiarte y usar la aromaterapia y los aceites esenciales tanto en tu embarazo como cuando te pongas de parto, en el curso de preparación al paro online tienes una clase completa dedicada a ello.

Decálogo del buen uso de aceites esenciales en el embarazo

  • Recibir asesoría con un profesional sobre el mejor aceite esencial para ti (o una mezcla de ellos).
  • Evitar el uso de aceites o esencias perfumadas en durante el primer trimestre del embarazo (no hay evidencia de que sean peligrosos para el desarrollo fetal pero es preferible prevenir).
  • No exceder la cantidad sugerida o el tiempo de difusión.
  • Realizar una buena dilución en caso de ser necesario, generalmente es con aceites neutros (como el de jojoba, almendra, coco o albaricoque).
  • Nunca ingerir aceites esenciales o usarlos sobre la piel, podrían ser altamente irritantes.
  • Mantener aireado el ambiente donde se realiza la difusión. Evitar colocar un difusor en una habitación cerrada o sin flujo de aire fresco.
  • Comentar al médico tratante que está usando aceites esenciales, de qué tipo y en qué cantidad. 
  • Los aceites esenciales son muy agradables, pero su uso debe ser moderado; respirar aire puro también es importante. 
  • No combinar tantos aceites esenciales diferentes en una misma difusión.
  • Ante un mínimo efecto secundario, suspender el uso de los aceites esenciales de inmediato y acudir al médico.

¡Comparte este artículo si crees que puede ayudar a más gente!

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en pocket
Pocket

También te puede interesar...

Protección de datos

¿Embarazada?

Minicurso de preparación al parto

GRATIS

Si quieres llegar al parto más segura, confiada y preparada, y además de forma gratuita, te he preparado una secuencia de emails donde vas a aprender cómo hacerlo.